Tratamiento térmico de residuos: una solución eficiente y respetuosa con el medio ambiente para las ciudades modernas

Los residuos sólidos urbanos se llevan al punto de tratamiento y se almacenan en un búnker. Una grúa se encarga de mezclar los residuos cuidadosamente y los introduce en la tolva de alimentación. Desde allí el alimentador de ariete los desplaza hasta la parrilla. Un sistema de control totalmente integrado garantiza un funcionamiento estable y eficiente optimizando la posición del fuego en la parrilla. Una vez terminada la combustión, las cenizas inertes remanentes se precipitan al suelo del extractor de cenizas desde donde se pueden llevar a un búnker o área de almacenamiento para la recuperación de metales y para otros usos posteriores.

Los gases emanados por los residuos se mezclan con el aire secundario y los gases de escape recirculados encima de la parrilla. De este modo se garantiza la combustión completa y las más bajas emisiones de CO, NOx y VOC. La recirculación de los gases de escape aumenta también la eficiencia energética de la planta. La energía liberada se utiliza para generar vapor sobrecalentado que es expandido por un generador de turbina para generar electricidad. Los gases de escape se limpian entonces de acuerdo con las normas más estrictas y se controlan de forma continua antes de liberarlos a través de la chimenea.

thermal